¿Qué suelo de madera elegir?: Tarima, encolado, flotante o laminado

09/05/2017

 

Cuando reformamos nuestro hogar una de las decisiones más difíciles resulta la elección de los pavimentos, sobre todo si decidimos poner un suelo de madera, porque la oferta que existe en el mercado es muy amplia dependiendo de su sistema de colocación, tipo de mantenimiento que requieren, calidad y precio.

 
Aunque generalmente a todos los suelos de madera se les llame parquet, existen tres grupos diferenciados: tarima sobre rastreles, parquet encolado, y parquet flotante (sintético o natural)
 
 
Tarima maciza sobre rastreles:
 

Se trata del sistema tradicional para instalar suelos de madera.  Las tablas suelen ser de madera maciza, alargadas,  y se clavan sobre rastreles de madera apoyadas en el suelo bien nivelado. El tratamiento de acabado de la tarima sobre rastreles siempre se realiza “in situ”, al final de su instalación las tablas se acuchillan, se lijan y se les aplica barnices mates, satinados o brillantes, según la elección del cliente.

 

Sus principales características son:

 

  • Su colocación requiere de mayor tiempo y conocimiento que el parquet.

  • El suelo de tarima es para toda la vida debido a su gran resistencia y a que es reparable y renovable.

  • La variedad de la madera que se utiliza es extensa, siendo las más frecuentes: el roble, la haya, la jatova, etc.

  • La tarima clavada sobre rastreles presenta un cierto sonido de la pisada.

 

 

Parquet de madera encolado:
 
El parquet encolado responde a un sistema de colocación tradicional, formado por tablillas de madera maciza que se adhieren a un suelo firme, plano y nivelado mediante colas especiales, permitiendo formar figuras geométricas. El tratamiento de acabado del parquet encolado siempre se realiza “in situ”, al final de su instalación las tablas se acuchillan, se lijan y se les aplica barnices mates, satinados o brillantes, según la elección del cliente.
 

Sus principales características son:

 

  • Este sistema requiere de menor altura, por lo que es más idóneo en rehabilitación de viviendas.

  • Permite amortiguar el sonido de la pisada, sin ruido hueco, tan característico de las tradicionales tarimas sobre rastreles.

  • El parquet encolado es para toda la vida debido a su gran resistencia y a que es reparable y renovable, por estar construido con madera maciza.

  • Su colocación permite crear o combinar formas y dibujos, como la espiga, el bastón roto, en diagonal, baldosa con taco, damero, etc., o la colocación tradicional en paralerlo.

 

 

Parquet de madera flotante multicapa:

 

El parquet flotante multicapa es uno de los pavimentos más comunes en las viviendas hoy en día. Se compone de tres capas de madera estable, combinadas con un acabado protector.  La capa superficial es de madera noble de entre 2 mm y 4 mm, que se monta sobre otras de mayor espesor, encoladas y unidas entre si por cantos con un machihembrado perimetral.

Se apoya sobre una superficie de espuma de poliuretano aislante para que quede flotante.

 

Sus principales características son:

 

  • Se puede instalar sobre el suelo existente, siempre que esté nivelado.

  • Su instalación es limpia y rápida, debido a que viene ya de fábrica lijado y barnizado.

  • La variedad de la madera que se utiliza es extensa, siendo las más comerciales: la haya, el roble europeo, el fresno y el roble americano.

  • El parquet flotante presenta un cierto sonido de la pisada.

  • Es reparable, su capa protectora se puede renovar con un pulido cada 10 años.

  • Es parcialmente renovable, en función del fabricante.

 

 

Imitaciones de la madera:

 

Suelo laminado

 

Los suelos laminados son un producto formado por partículas de madera prensada para crear un tablero, al que se le pega un papel fotográfico impreso de una imagen que puede ser la foto de una madera, cerámica, mármol… y finalmente se le aplican unas resinas endurecedoras que en función del número de capas, le aportan un grado diferente de resistencia.

Gracias a las técnicas fotográficas y de impresión, sus dibujos  imitan perfectamente a las maderas y confunden al consumidor. 

Su inconveniente es la dificultad de posibles reparaciones, ya que un modelo en concreto puede no estar por mucho tiempo disponible en el mercado.

 

Sus principales características son:

 

  • Aspecto visual que imita a madera.

  • Diferentes grados de resistencia en función del número de capas de resinas endurecedoras que se les aplique.

  • El precio de estos suelos es más bajo que cualquier otro tipo de madera. La industria ha conseguido que el parquet se haya vuelto un elemento común en la decoración de los hogares.

 

 

Suelos vinílicos:

 

También existen suelos vinílicos que vienen con un adhesivo y se pegan directamente sobre la superficie lisa existente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

© arkibe estudio