¿Cómo es el proyecto técnico de un arquitecto?

27/07/2016

¿Vas a ponerte manos a las obras y en tu Ayuntamiento te dicen que necesitas el proyecto de un arquitecto? 

 

El proyecto técnico que redacta un arquitecto se divide en tres fases: Anteproyecto, Proyecto básico y proyecto ejecutivo. Estas tres fases suelen ser independientes de si se trata de una obra de reforma o de obra nueva o incluso de rehabilitación.

 

Anteproyecto:

Esta es la primera fase de cualquier proyecto. Después de una o varias reuniones en las que tú como cliente le cuentas al arquitecto cuáles son tus necesidades y qué cosas son las que te gustan, el arquitecto realizará unos primeros esbozos, maquetas (virtuales “renders” o físicas) y unos primeros planos con poco detalle donde se muestre propuestas de distribución y volumétricas (si se trata de obra nueva.

 

 

Esta es la fase más cambiante, donde el arquitecto va ir haciéndote propuestas hasta encontrar la más adecuada para ti. Se trata de una fase en que se definen los aspectos más generales del proyecto.

 

Proyecto básico:

Una vez definido el concepto general y aprobado por el cliente, el arquitecto empieza a entrar más en detalle. Un proyecto básico contendrá los planos (plantas, alzados y secciones) necesarios para entender todo el proyecto. También incluirá una memoria descriptiva, donde se describirá el proyecto y justificará la normativa urbanísitica así como un presupuesto general de la obra. Habitualmente los ayuntamientos permiten pedir licencia de obras presentando el proyecto básico, si bien para poder iniciar las obras es obligatorio presentar el proyecto ejecutivo.

 

Proyecto ejecutivo:

El proyecto ejecutivo es una extensión del proyecto básico y contiene el proyecto básico más los planos de las instalaciones y de la estructura así como detalles constructivos. En la memoria ejecutiva se incluirán las mediciones de la obra, un presupuesto detallado con todas las partidas de obra necesarias para su ejecución. También deberá incluir todas las justificaciones al cumplimiento del CTE entre otras normativas. Habitualmente se justifican mediante fichas estándares.

Please reload

© arkibe estudio